×

Tratamientos capilares

Tratamientos capilares

Existe una caída de cabello diaria normal y esperable. Todos los días perdemos entre 25 a 70 cabellos, ya que los folículos que componen el pelo crecen y se renuevan cumpliendo ciclos asincrónicos. A diferencia de otros mamíferos que tienen ciclos sincrónicos y presentan muda de su pelaje en determinadas estaciones, nuestro pelo tiene ciclos independientes: cae y se renueva constantemente.

El cabello siempre ha tenido una connotación social y estética muy importante. Su pérdida, conocida como alopecia, es una consulta muy frecuente en medicina estética.

La pérdida de cabello o alopecia es la enfermedad por la cual se produce una pérdida anormal de cabello. Puede deberse a múltiples causas, pero la forma más frecuente es la alopecia androgénica, (alopecia común o calvicie común) que es responsable del 95 % de los casos y afecta principalmente hombres, aunque también puede desarrollarse en mujeres.

Depende de factores hereditarios (pacientes genéticamente predispuestos) y de la acción de las hormonas masculinas o Andrógenos sobre el folículo piloso, provocando su disminución progresiva de tamaño, hasta ocasionar su atrofia completa y fibrosis. Esto determina que el cabello crezca cada vez más fino, débil y corto, para luego caer.

La alopecia androgénica afecta en nuestra sociedad, al 90 % de los hombres mayores de 21 años y se manifiesta inicialmente con la pérdida de cabello en las zonas frontal y parietal con retraso progresivo de la línea de implantación del pelo, lo que se conoce habitualmente como “entradas”. A partir de los 40 años, más de la mitad de los hombres padecen de alopecia androgénica también en la región del vértex o coronilla.

En las mujeres, la alopecia androgénica, produce una pérdida de cabello más difusa, con disminución de densidad capilar fundamentalmente en la región centro parietal de la cabeza, manteniéndose indemne la línea de implantación frontal. La alopecia androgénica femenina, se ha visto incrementada progresivamente en los últimos años por desequilibrios hormonales (como se ven en el post parto y en la menopausia), estrés y mala alimentación.

Otro tipo de alopecia no cicatrizal que podemos observar, es el efluvio telógeno que produce una pérdida reversible de cabello en fase telógena y puede ser secundaria a una gran cantidad de factores desencadenantes que el médico debe pesquisar: alteración de las hormonas tiroideas, anemia, medicamentos, parto, pérdida de peso, situaciones de gran estrés físico o psíquico, entre otras. En el efluvio telógeno, la cantidad de pelo que se cae puede ser contundente, pero se recupera en 6 a 12 meses.

El tratamiento de la alopecia tiene como objetivo detener la caída de cabello, favorecer su crecimiento y, en determinados casos, corregir áreas sin cabello. Es importante iniciar el tratamiento lo antes posible para lograr estabilizar la caída e, incluso en algunos casos, poder revertirla. Consiste en la realización de Mesoterapia Capilar con diferentes activos farmacológicos que fortalecen el cabello, aportándole minerales, vitaminas y sustancias estimulantes del crecimiento.

La MESOTERAPIA es un tratamiento Médico Estético, originado en Francia, que consiste en la administración intradérmica, a muy bajas dosis, mediante pequeñas inyecciones, de medicamentos y principios activos, con la finalidad de obtener un efecto farmacológico (debido a la acción de los fármacos administrados) y un efecto de estimulación física (dependiente de la efracción de la piel por la aguja).

La Mesoterapia Capilar consiste en la aplicación de micro inyecciones con agujas muy delgadas en el cuero cabelludo, de fármacos específicos y adecuados a cada caso en particular.

Los fármacos más utilizados en Mesoterapia Capilar son:

  • . Vasodilatadores: Buflomedilo, Pentoxifilina, Minoxidilo, Ginko biloba.
  • . Reguladores Hormonales: Finasteride, Flutamida, 17 B Estradiol.
  • . Oligoelementos: Selenio, Zinc, Cobre.
  • . Regeneradores: Biotina, X- ADN, Aminoácidos, Monometilsilanotriol.

El tratamiento con Mesoterapia Capilar no produce efectos secundarios como los que pueden producirse cuando los fármacos inyectados son administrados por vía oral.

Los resultados consisten en un fortalecimiento del folículo piloso, detención de la caída y un cabello más sano y fuerte.

Luego de una primera consulta diagnóstica se realiza un plan de tratamiento personalizado, que generalmente incluye 8 a 12 sesiones espaciadas cada 7 – 10 días. Las sesiones duran aproximadamente 30 minutos y no interfieren con la vida laboral ni social del paciente.

Se recomienda combinar este tratamiento con lociones específicas de aplicación en domicilio y en algunos casos, un complejo de aminoácidos por vía oral durante tres meses.