×

Tratamientos corporales

Tratamientos corporales

La Paniculopatía Edemato – Fibroesclerótica (P.E.F.E), comúnmente llamada Celulitis, es una alteración de la arquitectura del tejido celular subcutáneo (tejido conectivo) que se encuentra por debajo de la piel, en conjunto con anormalidades circulatorias e inflamación.

Afecta a la gran mayoría de las mujeres, generalmente después de la pubertad, y se localiza fundamentalmente en muslos, caderas y glúteos.

Existen factores predisponentes: raciales, hereditarios y constitucionales; factores determinantes, destacándose los endócrinos como el Hiperestrogenismo y factores desencadenantes como la alimentación, el sedentarismo, el tabaquismo, etc.

La celulitis presenta diferentes estadios evolutivos o fases, que como su nombre científico lo indica, corresponden a: edematosa, edemato-fibrosa, fibrosa y lipoesclerosa, siendo ésta última la más grave y difícil de tratar.

A su vez, existen diferentes formas clínicas de celulitis, lo cual es de fundamental importancia diagnosticar, puesto que presentan diferentes tratamientos. El tratamiento de la celulitis adiposa, infiltrativa, fibrosa, hipotónica o mixta variará sustancialmente; por lo cual es realmente importante un diagnóstico personalizado evaluando estadio evolutivo y forma clínica.

Aunque siempre es una excelente idea mantenerse en forma haciendo ejercicio físico regular, optar por una dieta equilibrada y tener hábitos de vida saludables; no existe cantidad suficiente de sudor ni sacrificios en la alimentación, que logren liberarse de la celulitis. Esto se debe a que la celulitis no es un problema de la grasa únicamente, sino que el problema estructural de la misma, se encuentra por debajo de la piel, a donde las cremas, lociones, pastillas y otros tratamientos tienen dificultad para llegar, no logrando conseguir una mejoría significativa en el aspecto de la celulitis.

El tratamiento médico – estético de la celulitis combinará diferentes técnicas y aparatología en función de la forma clínica de la misma, a saber: Mesoterapia con fármacos específicos que mediante micro inyecciones en las áreas afectadas llegarán directamente a su sitio de acción, Radiofrecuencia, Ultracavitación y Lipolisis Química.

Luego de una primera consulta diagnóstica, dónde se evalúa estadio evolutivo y forma clínica de celulitis, así como la asociación con otras patologías frecuentemente involucradas (flacidez y adiposidad localizada), se realiza un plan de tratamiento personalizado, donde se combinan las diferentes armas terapéuticas más efectivas para caso en particular.

La flacidez es la pérdida de la firmeza y elasticidad de la piel. Sucede con mayor frecuencia en mujeres, comenzando habitualmente entre los 30 – 35 años, haciéndose más pronunciada hacia los 40 años.

La flacidez cutánea se debe a la ruptura y pérdida de las fibras elásticas propias de la piel y a la disminución y envejecimiento de las fibras de colágeno; que sucede por una disminución en la producción de las mismas por parte de los fibroblastos, células encargadas de su síntesis.

Si bien, éste es un proceso natural propio del envejecimiento cronológico, existen factores predisponentes como los embarazos múltiples, los cambios bruscos de peso, el sedentarismo, la exposición excesiva al sol y una alimentación pobre en proteínas con exceso de glúcidos y harinas.

Las zonas más frecuentemente afectadas son: abdomen, glúteos y cara interna de muslos y brazos.

La flacidez puede ser exclusivamente cutánea o estar asociada a flacidez muscular, ésta se produce por la pérdida del tono muscular debido a la inactividad física.

El abordaje terapéutico de la flacidez corporal incluye la incorporación de hábitos de vida saludables como la práctica regular de ejercicio físico y mantener una dieta adecuada, así como también la realización de tratamientos médicos – estéticos sencillos, eficaces y mínimamente invasivos como la Mesoterapia Corporal y la Radiofrecuencia.

Se denomina adiposidad localizada a aquellos depósitos o acúmulos de células grasas, localizadas en determinadas zonas del contorno corporal, que son resistentes a las dietas rigurosas y al ejercicio físico.

Se presenta en mujeres y hombres de cualquier edad, existiendo zonas genéticamente determinadas para la acumulación de la adiposidad. Los hombres presentan una distribución de la grasa denominada “Androide “; es decir la masa adiposa se concentra en el abdomen, mientras que en las mujeres predomina la obesidad de tipo “Ginoide “, localizándose la grasa fundamentalmente en las caderas, glúteos y muslos.

El tratamiento de la adiposidad localizada se realiza mediante 3 procedimientos diferentes que actúan de manera sinérgica: Mesoterapia Corporal con fármacos lipolíticos, Lipolisis Química y Ultracavitación.

Actualmente existen nuevas tecnologías que permiten eliminar éstos depósitos de grasa presentes en el cuerpo sin la necesidad de llevar a cabo un procedimiento quirúrgico.

La Radiofrecuencia es una técnica que permite aplicar energía a través de la superficie de la piel, mediante un calentamiento profundo y controlado que llega al tejido celular subcutáneo, produciendo una serie de reacciones que favorecen:

  • . La formación de colágeno y elastina: Al elevar la temperatura del tejido conectivo, se estimulan los Fibroblastos, células encargadas de su formación. De ésta manera, los tejidos adquieren mayor firmeza, gracias a la reorganización de los septos fibrosos y al engrosamiento dérmico supra yacente.
  • . La mejor circulación de la piel y tejido subcutáneo: Que mejorará el metabolismo con la consiguiente disminución del aspecto de la “piel de naranja “y la flacidez, con reducción volumétrica concomitante del área tratada.
  • . El Drenaje Linfático: Que disminuye los líquidos y toxinas acumulados en los tejidos afectados por celulitis.

La enorme ventaja de la Radiofrecuencia, es que, si bien sus efectos se producen en profundidad, respeta la epidermis; no produce daño de la piel, únicamente un mínimo enrojecimiento de la misma.

Las sesiones son completamente indoloras, placenteras, duran en promedio 40 a 60 minutos, el paciente puede retomar sus actividades en forma inmediata y pueden realizarse en cualquier época del año.

La Ultracavitación es una de las técnicas más eficaces para el tratamiento de la adiposidad localizada y también de la celulitis adiposa.

Fue conocida con el slogan de “Lipoescultura Sin Bisturí “y consiste en un tratamiento de tipo reductor, indoloro, de efectos inmediatos cuyo objetivo es eliminar los depósitos de grasa presentes en el cuerpo sin la necesidad de llevar a cabo un procedimiento quirúrgico.

Consiste en la utilización de Ultrasonido para romper los adipocitos o células adiposas. Esta acción consigue que los ácidos grasos se liberen a la sangre y finalmente sean eliminados del organismo a través de la orina y las heces.

Se trata de un tratamiento no invasivo que permite ser aplicado en zonas como: muslos, caderas, glúteos, abdomen y brazos.

Las sesiones duran entre 40 a 60 minutos. Para obtener óptimos resultados se recomienda realizar de 10 a 12 sesiones espaciadas cada 10 a 15 días, pero esto dependerá del tamaño de las zonas a tratar.

Durante el tratamiento se recomienda ingerir abundante agua y realizar ejercicio físico para facilitar la eliminación de la grasa.

La Ultracavitación debe ser realizada por manos expertas, previa exploración médica del paciente.

Contamos con aparatología de última generación que une los beneficios de la Radiofrecuencia y la Ultracavitación en un sólo tratamiento, sumando y potenciando los efectos de ambas terapias.

El SPLENDA® de MEDITEA es un equipo generador de hipertermia por Radiofrecuencia y de Ultracavitación. Permite el tratamiento en simultáneo de Radiofrecuencia y Ultracavitación a través de un sólo aplicador. También puede optarse por la aplicación alternada e independiente de cada una de sus terapias. Realiza tratamientos de Radiofrecuencia con valores de 500 kHz, 800kHz y 1050 kHz con una potencia de 115 W. Asimismo, la terapia de Ultracavitación entrega una intensidad de 35 W.

SPLENDA® permite que, al aplicarse en simultáneo ambas técnicas, los efectos de la Radiofrecuencia y la Ultracavitación, combinadas generen una lipolisis más efectiva. La Radiofrecuencia a su vez, aumenta la circulación en la zona tratada lo que favorece la rápida eliminación de las sustancias de desecho; de ésta manera el Médico puede en una misma sesión, disminuir la grasa localizada y hacer que la zona quede firme.

La Lipolisis Química es un procedimiento Médico Estético, que consiste en la inyección subcutánea de una sustancia química con efecto lipolítico, denominada Fosfatidil Colina. Esta disuelve los depósitos de grasa localizada.

La Fosfatidil Colina es un extracto derivado de la lecitina de soja, que forma parte estructural de las membranas celulares de nuestro cuerpo y no produce reacciones alérgicas, ya que el organismo no la reconoce como extraña.

Es ideal para reducir pequeños depósitos de grasa que no responden a dietas hipocalóricas ni ejercicio físico, en zonas como:

  • . Abdomen.
  • . Flancos (Flotadores).
  • . Caderas (Pantalón de montar).
  • . Infra glúteas (Banana fold).
  • . Cara interna de muslos y rodillas.
  • . Espalda (Infra escapular).
  • . Pre axilar.
  • . Cara interna de brazos.
  • . También puede utilizarse en otras zonas del cuerpo dónde también se acumula grasa como la región sub mentoniana (Papada).

Esta técnica, no constituye un tratamiento para perder peso, sino para reducir centímetros en áreas difíciles, es decir, permite disminuir pequeños depósitos de grasa subcutánea, en pacientes con peso ideal o sobrepeso leve.

La técnica de aplicación, que debe ser realizada por un Médico especialista en Medicina Estética, consiste en la infiltración subcutánea del fármaco y no la infiltración intradérmica usada en mesoterapia; es decir que la sustancia es inyectada directamente en la grasa.

La Lipolisis Química produce la destrucción de las células grasas y acelera el metabolismo de la zona tratada. Al penetrar en el tejido graso, la Fosfatidil Colina interactúa con las membranas celulares de los adipocitos (células grasas), las cuales se rompen, la grasa contenida en ellas se licúa volviéndose líquida, siendo eliminada por el organismo a través de la orina y las heces.

Se recomienda realizar de 4 a 6 sesiones espaciadas cada 15 días, según la evolución clínica del paciente. Las aplicaciones son indoloras. Minutos después de la inyección, la zona se inflama, producto de la lipodilución. Ésta inflamación o edema dura aproximadamente 48 horas desapareciendo posteriormente. Se aconseja la compresión elástica de la zona tratada mediante una faja o body modelador para disminuir al máximo el edema, crioterapia (hielo) y evitar la exposición al sol.

Para obtener una mejor respuesta al tratamiento, se recomienda realizar una dieta ligera con abundante ingestión de líquidos, lo cual favorece la eliminación de la grasa por la orina.

Los resultados se pueden observar transcurrida la primera semana, si la inflamación ha desaparecido. La evaluación final de los resultados se debe realizar 2 o 3 semanas después de la última sesión, que es cuando el edema habrá desaparecido totalmente.

Se sugiere complementar el tratamiento de lipolisis química con otros procedimientos como Radiofrecuencia, Ultracavitación y Mesoterapia Corporal para obtener mejores resultados.

La Mesoterapia es un acto médico, que debe ser realizado por un médico especializado, en un ambiente apropiado (Consultorio Médico habilitado), en estrictas condiciones de asepsia y con fármacos específicos para la patología a tratar.

Es un tratamiento Médico Estético, originado en Francia, que consiste en la administración intradérmica, a muy bajas dosis, mediante pequeñas inyecciones, de medicamentos y principios activos, con la finalidad de obtener un efecto farmacológico (debido a la acción de los fármacos administrados) y un efecto de estimulación física (dependiente de la efracción de la piel por la aguja).

Es un tratamiento esencialmente local, que permite la aproximación del agente terapéutico a la zona patológica. Es una técnica simple, no agresiva, que permite la combinación medicamentosa, seleccionada criteriosamente, después de realizar un diagnóstico clínico y valorar las necesidades del paciente.

Es una vía de administración de fármacos, de reconocida eficacia a nivel facial, capilar y corporal.

La Mesoterapia Corporal, puede aplicarse en variadas zonas como: muslos, glúteos, flancos, abdomen, brazos, etc. Y se utiliza como una eficaz herramienta terapéutica en casos de celulitis (en todas sus formas clínicas), flacidez, adiposidad localizada y estrías.

Los fármacos más utilizados a nivel corporal son:

  • . Lipolitícos: Cafeína, Carnitina, Yohimbina, Triac.
  • . Reparadores Tisulares: Colágeno, Elastina, Asiaticoside, Monometilsilanotriol, DMAE, Pool Colagénico.
  • . Vasoactivos: Benzopirona, Buflomedilo, Mellilotus, Ginko biloba.

Se utiliza una técnica manual, suave y sutil, conocida como técnica en “nappage “, y también las técnicas punto a punto y bandas de tracción farmacológica.

Según la patología a tratar, se realizará luego de una primera consulta diagnóstica, un esquema de tratamiento. Se recomiendan habitualmente de 6 a 12 sesiones espaciadas cada 7 a 10 días. La Mesoterapia Corporal suele combinarse con otros tratamientos como Radiofrecuencia, Ultracavitación, Lipolisis Química para obtener óptimos resultados.

  • * Duración del procedimiento: Aprox. 60 min. dependiendo de la/las zonas a tratar.
  • * Analgesia: Generalmente indoloro, puede provocar molestias mínimas que son muy bien toleradas.
  • * Efectos secundarios: Pueden aparecer pequeños hematomas en los sitios de punción que desaparecen a los pocos días.
  • * Precauciones: El tratamiento no interfiere con la vida laboral ni social.

Las estrías son cicatrices que se forman a partir de la ruptura de las fibras de colágeno, elastina y reticulina que constituyen la piel.

Al principio aparecen como cicatrices de color rojizo, con el tiempo se tornan más blancas nacaradas. Se producen por diferentes causas, entre ellas los cambios bruscos de peso (generalmente durante el embarazo y la pubertad), cambios hormonales (pubertad, embarazo y menopausia), desarrollo rápido de musculatura, pérdida de elasticidad y deshidratación de la piel.

Las zonas más vulnerables a la aparición de estrías son: caderas, abdomen, glúteos, brazos, rodillas y mamas. Afecta tanto mujeres como hombres.

Para prevenir la aparición de estrías, es importante mantener la piel bien hidratada, logrando así una dermis más flexible que ante eventuales cambios físicos podrá estirarse sin provocar la ruptura de las fibras.

El tratamiento médico - estético de las estrías combina diferentes procedimientos como Microdermoabrasión, Peelings específicos, Mesoterapia con fármacos adecuados y técnicas adaptadas y Radiofrecuencia.

Luego de una primera consulta diagnóstica se realizará un plan de tratamiento personalizado, que permite combinar las diferentes herramientas terapéuticas.

Normalmente le dedicamos más cuidados a la piel del rostro que al aspecto de nuestras manos. Sin embargo, éstas también sufren el proceso de envejecimiento y están muy expuestas a las agresiones externas. Es importante destacar que, en diferentes encuestas realizadas, una de las primeras cosas que se suele observar en las personas son sus manos. De allí surge la importancia del aspecto estético de las mismas.

El proceso de envejecimiento de las manos hace que la piel se torne más fina y laxa, haciéndose más prominentes los huesos y las venas, dando lugar a un aspecto envejecido. Asimismo, la disminución de ácido hialurónico, colágeno y elastina, produce una atrofia de los tejidos blandos y pérdida de elasticidad de la piel con formación de arrugas. A esto se suma la aparición de manchas y deshidratación.

Existen diferentes métodos para rejuvenecer las manos, los cuales pueden combinarse de diferente forma:

  • . Peelings.
  • . Mesoterapia.
  • . Skinbooster con Ácido Hialurónico.
  • . Radiofrecuencia.
  • . Implantes de Ácido Hialurónico.

El Skinbooster con Ácido Hialurónico consiste en la infiltración de ácido hialurónico reticulado de baja densidad, mediante micro inyecciones, en el dorso de las manos, produciendo un efecto hidratante y revitalizador.

El implante de Ácido Hialurónico en manos, es uno de los tratamientos más novedosos para reponer volúmenes, haciendo menos visible los trayectos venosos y los tendones de las manos, dando a las mismas una apariencia más delicada y juvenil. Es un procedimiento rápido y sencillo y el paciente puede reiniciar sus actividades en forma inmediata.

La hiperhidrosis o sudoración excesiva, es una afección por la cual la persona transpira demasiado y de manera impredecible, incluso cuando la temperatura ambiente es fresca o cuando está en reposo. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas hiperactivas. La sudoración incontrolable, puede verse a nivel axilar, palmar o plantar y ocasiona molestias significativas, tanto físicas como emocionales.

Este tratamiento puede aplicarse tanto en hombres como mujeres que sufren de incomodidad social causada por su excesiva sudoración.

El uso de Toxina Botulínica de Tipo A para el tratamiento de sudoración excesiva, ha sido aprobado por la FDA y produce un bloqueo temporal de los nervios que causan la sudoración.

Es un procedimiento altamente efectivo que genera confianza en los pacientes, especialmente en situaciones sociales. Disminuye el cambio frecuente de ropa durante el día, debido al exceso de sudoración y el mal olor que el mismo conlleva.

La aplicación de Toxina Botulínica a nivel axilar, palmar o plantar es un procedimiento sencillo, rápido, mínimamente invasivo, que permite al paciente continuar con sus tareas habituales luego de la sesión. Se realizan múltiples micro inyecciones en el área a tratar, con una aguja muy delgada. El efecto dura en promedio 10 a 12 meses. Se recomienda realizar una sesión en forma anual.

Utilizamos toxina botulínica tipo A del Laboratorio Ipsen Biopharm (Reino Unido) con el nombre de “DYSLOR “, importado en nuestro país por el Laboratorio Roemmers S.A.

El Método Pronokal®, es un programa personalizado de pérdida de peso, bajo control médico, basado en una metodología multidisciplinaria, cuyo objetivo es una pérdida de peso eficaz y segura, con óptimos resultados para la salud a corto y largo plazo, asegurando el mantenimiento de los mismos.

Esta pérdida de peso, se lleva a cabo a través de una dieta cetogénica; que reduce la ingesta de grasas e hidratos de carbono, aportando la cantidad de proteínas necesarias para el funcionamiento del organismo. Con ello se inicia un proceso de extracción de energía de la grasa acumulada, llamado cetosis, permitiendo perder peso a expensas de dicha grasa.

A diferencia de otras dietas cetogénicas, la llevada a cabo por el método Pronokal®, permite no sólo una pérdida de peso eficaz desde el inicio del tratamiento, sino también una resolución y mejoría de todos los parámetros de riesgo cardiovascular (hipertensión arterial, hipercolesterolemia, etc.)

El mantenimiento de los resultados obtenidos a largo plazo, se fundamenta en la resolución de la lipo inflamación (inflamación de las células de grasa), que el método Pronokal® produce.

El método consta de tres etapas:

  • . Activa.
  • . Adaptación Fisiológica.
  • . Mantenimiento.

Etapa Activa:

En ésta primera etapa, se elimina el 80% del sobrepeso que se necesita perder. Su duración variará en función de la cantidad de peso a perder. En ella se ingiere una combinación de productos Pronokal® junto con alimentos permitidos.

Etapa de Adaptación Fisiológica:

En ella se completa la pérdida de peso total que se requiere disminuir (20% restante), mientras se produce una adaptación del organismo a los cambios fisiológicos que experimenta. Concretamente, se estabilizan los sistemas hormonales, el metabolismo basal y los niveles de insulina. Éstos cambios, junto con la introducción progresiva en la dieta de todo tipo de alimentos y la adopción de nuevos hábitos dietéticos y de estilo de vida, ayudarán al paciente a mantener el peso logrado a largo plazo.

Etapa de Mantenimiento:

Durante ésta última etapa, dónde el paciente ya alcanzó su normopeso, se mantiene el seguimiento periódico con el objetivo de mantener los resultados.

Desde el inicio, y hasta dos años después de finalizar el tratamiento, el paciente recibe apoyo y asesoramiento del equipo de profesionales de Pronokal®: médico, nutricionista, asesoramiento en actividad física y coaching psico - emocional.

El control médico es imprescindible para poder realizar el tratamiento. El médico fijará los objetivos de la pérdida de peso, comprobará el estado metabólico y descartará eventuales contraindicaciones.

Las ventajas del método Pronokal® frente a otras dietas o tratamientos son evidentes:

  • . Se trata de un programa personalizado y con seguimiento médico constante.
  • . Evita el efecto rebote, gracias a la resolución de la lipo inflamación a nivel del tejido graso, la incorporación de nuevos hábitos de vida saludables y al apoyo constante del equipo multidisciplinario formado por: médico, nutricionista, técnicos en actividad física y coaching psico-emocional.
  • . Produce una pérdida de peso rápida y efectiva a expensas de la masa grasa, manteniendo indemne la masa muscular, lo que, entre otros beneficios, mantiene una buena tonicidad de la piel.
  • . Eficacia y seguridad demostrada a través de numerosos estudios científicos publicados en revistas médicas de alto nivel.